VITAMINAS PARA EL ALMA

Una cortita pero poderosa oración por tus necesidades

oOración por tus necesidades

¡HOY ES UN DIA DE BENDICIÓN!

Hoy es un día para creer las promesas de Dios, si Él lo dijo, Él lo hará, tu prisa y preocupación no lograrán adelantar los tiempos de Dios, pero debes saber que sus tiempos son perfectos y sus obras, maravillosas. El mundo dice: “Ver para creer” pero Dios te dice: “Si crees, verás la gloria de Dios”, así que sigue creyendo.

Oración: Señor, pongo delante de ti mi necesidad (cuéntale al Padre lo que necesitas). Por fe yo creo que tu me escuchas y que ya has concedido mi petición. Hoy yo declaro que yo veré Tu Gloria llegar a mi vida. Amen en el nombre de Jesús. 

2 Corintios 1:20 “Porque todas las promesas de Dios son en Él Sí, y en Él Amen, por medio de nosotros, para la gloria de Dios”

Juan 11:40  “Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?”

Si este mensaje fue de ayuda para ti, te agradecería que me lo hicieras saber a través de un comentario en el blog. También puedes expresar una petición de oración, para mi sería un privilegio ayudarte a orar.

No dudes en compartir este mensaje con alguien que lo esté necesitando,  así tienes la oportunidad de bendecir a otras personas, para ello puedes utilizar cualquiera de las opciones que se encuentran al final.

Con amor fraterno, tu amiga y hermana en Cristo,

Karolita

Tagged

About Karolita

Comunicadora social. Dedicada al periodismo independiente. Mi compromiso es guiar a la gente a Ver la Vida de Otra Manera porque no siempre lo que el mundo presenta como “verdad”, realmente lo es. Quiero dejar un legado a las futuras generaciones que sea diferente a lo que los medios masivos nos muestran. Pensar diferente, nutrir el alma, conectar el espíritu es posible al leer mi blog: www.karolita.net
View all posts by Karolita →

2 thoughts on “Una cortita pero poderosa oración por tus necesidades

  1. Hola Carolina, buen mensaje, anima a salir adelante y seguir creyendo en las promesas de Dios a pesar que las circunstancias digan lo contrario¡siempre me recuerdo que vivo por fe y no por vista! Bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *