SEXUALIDAD

“Querida Persona de Género No Conforme”: Un padre de familia responde al adoctrinamiento de género para niños

En el sitio The DailyWire, el escritor estadounidense Matt Walsh se ha pronunciado con una contundente respuesta a la carta publicada por Jacob Tobia en el sitio BUzzFeed (Foto debajo). Tobia es un reconocido representante y activista del lobby LGBT, se define a sí mismo como “una persona de género no conforme”, es decir, un hombre que se siente hombre y mujer al mismo tiempo, pero tampoco se conforma con ninguno de los dos, en fin ya no los quiero enredar con estas confusiones de género lgbetistas. Jacob Tobia es un hombre que se viste de mujer y así empieza el texto de Matt Walsh:

Querida “persona de género no conforme”, no dejaré que impongas tu confusión a mi hijo

Hace un momento, mi esposa se encontró en una situación incómoda. Ella salió a hacer unos mandados con nuestra hija de tres años cuando se cruzaron con un hombre, que obviamente era un hombre: Sombra de la barba que está creciendo, manzana de Adán, y todo el aspecto que tiene un varón; sin embargo, portaba una peluca, usaba maquillaje y un vestido. Mi hija reaccionó exactamente como lo haría cualquier niño normal. Señaló al hombre y preguntó en voz alta: “Mami, ¿ese no es un chico?”

“Sí, es un chico”, respondió mi esposa rápidamente. “Pero no es correcto señalar con el dedo”.

Tuve una conversación con mi hija más tarde esa noche cuando mi esposa me contó lo que pasó. Le expliqué que a veces los chicos se visten con disfraces tontos porque están confundidos y deberíamos orar por ellos. Mi hija respondió: “Eso es una tontería”,y  exclamó. “¡No estamos en Halloween!” Cuando mi hija sea mayor puedo contarle sobre lo concerniente a la enfermedad mental, pero por ahora todo lo que necesita saber, y todo lo que puede entender, es que es una tontería. En la mente de un niño, una cosa es o tonta o normal. Mi esposa y yo no queremos que piense que un hombre que utiliza un vestido es algo normal.

En su largo discurso publicado en BUzzFeed y acompañado con media docena de fotos de sí mismo usando lápiz labial y minifalda, Tobia se queja de que los niños a menudo lo miran y señalan, y sus padres no aprovechan el “momento de aprendizaje” que tan generosamente él les ha brindado.

Ya había pensado que en algún momento tendría esta conversación con mi hija, desde aquella vez cuando vi este artículo de BuzzFeed escrito por una “persona de género no conforme”. No se debe confundir con un “transgénero”, este es un hombre que sabe que es un hombre y que, sin embargo, se viste de mujer. En su “Carta a los padres cuyos hijos me miran fijamente en público”, Jacob Tobia nos da lecciones sobre cómo responder a las confusiones que él genera en nuestros hijos cuando desfila vestido de mujer en la calle. En su largo discurso publicado en BUzzFeed y acompañado con media docena de fotos de sí mismo usando lápiz labial y minifalda, Tobia se queja de que los niños a menudo lo miran y señalan, y sus padres no aprovechan el “momento de aprendizaje” que tan generosamente él les ha brindado. Tobia reta a los padres con: “Puedes hacerlo mejor que eso”, los regaña: “Tienes que hacerlo mejor. Me lo debes a mí”.

Tobia insiste en que, como padres de familia, nuestro primer deber en la vida es afirmar todo lo él que hace. Nosotros existimos para servirlo. Nuestros hijos existen para ser moldeados en pequeñas versiones de él. Este es el tipo de orgullo malsano que se encuentra en la ideología de las personas de “género no conforme”. Y para hacer realidad ese punto, Jacob Tobia nos da un guión que debemos seguir cuando hablemos con nuestros hijos sobre cuestiones de género, según él así debemos contestar los padres a nuestros hijos cuando veamos a un hombre vestido de mujer o viceversa:

“Podrías decir ‘sí, Johnny, a veces los chicos usan lápiz labial y está perfectamente bien. ¡También puedes ponerte maquillaje en los labios si quieres!’ O podrías decir, ‘Por que sí, Sarah, ella está usando una corbata de moño. Las niñas y los niños pueden llevar corbatines. ¿Te gustaría uno?’ … Y por el amor de Dios, no importa qué respuesta elijas, por favor, No seas torpe al respecto “.

Sí, a Tobia, el hombre con vestido, le preocupa que podamos estar haciendo las cosas de una manera que a él lo incomode.

Afortunadamente, Tobia termina con una nota de “suprema generosidad”:

“Padres, aunque es de mala educación hablar de extraños, voy a otorgarles una oportunidad a sus hijos. Estoy de acuerdo con que tus hijos hablen de mí en público, siempre y cuando estés dispuesto a hablar de mí en público también. La próxima vez que me veas de pie en el metro con un par de tacones o pavoneándome en la piscina mientras beso a un chico y tu hijo diga algo al respecto, te doy mi completo permiso para usarme como una oportunidad de enseñanza”.

Vaya, Él nos da su permiso. Eso es muy generoso de su parte. Ciertamente nunca me hubiera atrevido a hablar con mis propios hijos a menos que Jacob Tobia me hubiese dado el visto bueno. Y ahora que me han concedido tan bondadosamente esta libertad, esto es lo que les diré a mis propios hijos. Básicamente es lo que ya les dije, como se señaló anteriormente:

“Niños, algunos adultos están muy confundidos sobre su identidad, por lo que pretenden ser algo que no son. Están profundamente tristes y probablemente enfermos, y deben tener compasión de ellos, pero nunca deben permitir que los lleven a la confusión. Su reacción instintiva sobre del error que ellos cometen es correcta. Es absurdo que un chico se vista así. Nunca se sientan avergonzados por estar cuerdos en un mundo lleno de locura, niños; nunca se avergüencen de la verdad.”

Y a Jacob Tobia y los otros confundidos con su género que pertenecen a la agenda política de Izquierda les digo esto: No les debo nada. Si a alguien le debo algo, es a mi hija. Le debo una formación moral e intelectual adecuada. No dejaré que interfieran con ese proceso. No dejaré que me digan cómo criar a mis hijos. No tienen que mandar sobre mi reacción a sus extravagancias. No pueden controlar lo que digo sobre ustedes o incluso lo que les digo a ustedes. Tienen la completa libertad de “no estar conformes con su género”, lo que simplemente significa que ustedes están en acuerdo con lo que para ustedes significan los estándares de las “no conformidades”, pero no pueden obligarme a tratarlo como si fuera algo normal o saludable. No voy a normalizar sus comportamientos frente a mis hijos, pues ellos, naturalmente, piensan que es algo sin sentido (tonto) y yo fomentaré y nutriré esa reacción. Yo no puedo evitar que ustedes se sientan bien con algo que es falso y ustedes no pueden evitar que les cuente a mis hijos la verdad al respecto.

Y aquí yace la gran ironía: Estas personas “de género no conforme” que desean expresarse de la manera más libre, escandalosa e inimaginablemente posible, son las que más se oponen a la libertad de expresión. La autoexpresión es un derecho que desean, sea EXCLUSIVAMENTE para sí mismos. El resto de nosotros debemos ser obligados a expresarnos de una manera que se ajuste exactamente a sus deseos. Exigen que cambiemos nuestro lenguaje y nuestra percepción de la realidad para adrentrarnos en sus delirios. Aquí está el guión que debes seguir”, anuncia Jacob Tobia, el hombre que se niega a seguir su propia naturaleza.

Pero no me importa el guión. Y no les enseñaré su guión a mis hijos. Tobia no les dictará a mis hijos lo que deben pensar. Usaré “él” para referirme a los niños y “ella” para referirme a las niñas, sin importar los pronombres que alguien prefiera. Enseñaré a mis hijos a hacer lo mismo. No los amonestaré por pensar que una cosa ridícula es ridícula. No le diré a mi hijo que está “perfectamente bien” que los niños usen lápiz labial. No está bien, es un desorden y no es saludable.

Mi esposa tenía razón al decirle a mi hija que el hombre con un vestido era un chico, e hizo bien al decirlo allí mismo, en el acto, frente a él. Ella no pretendía herir sus sentimientos, simplemente estaba respondiendo la pregunta que mi hija le había formulado. Ella respondió con la VERDAD. Mi esposa no tiene por qué seguir las reglas de la fantasía de otra persona, ella no tiene por qué mentir para el “bien” de alguien más, pero eso es exactamente lo que Jacob Tobias le exige al mundo que haga. No es sólo nuestra tolerancia lo que él demanda, es nuestra entera participación.

¡ Bueno, pues tendrán nuestra tolerancia, pero no nuestra participación, al menos no en mi familia !

 

Tagged , , ,

About Karolita

Comunicadora social. Dedicada al periodismo independiente. Mi compromiso es guiar a la gente a Ver la Vida de Otra Manera porque no siempre lo que el mundo presenta como “verdad”, realmente lo es. Quiero dejar un legado a las futuras generaciones que sea diferente a lo que los medios masivos nos muestran. Pensar diferente, nutrir el alma, conectar el espíritu es posible al leer mi blog: www.karolita.net
View all posts by Karolita →

7 thoughts on ““Querida Persona de Género No Conforme”: Un padre de familia responde al adoctrinamiento de género para niños

  1. Muchas gracias su blot.
    Lucho con todas mis fuerza y con la ayuda Jesucristo contra esta perversión de menores.
    Es inaudito las “Leye” que están siendo legisladas y apoyadas por organismos como La UE, La ONU, La OMG…
    con el objetivo de crear lo que denominan Nuevo Orden Mundial.
    Permítame reiterar mi mas profundo agradecimiento.
    Un cordial saludo
    Julia Fernández Castillo

  2. Bravo Karolina! Gracias por decirlo tan fácil q hasta un niño lo pueda entender. Hoy el mundo al revés piensa lo contrario. Saludos y bendiciones. Anita

  3. Excelente y creo que bastante apropiado. Con el respeto del autor, yo también utilizaré el término género No conforme, es lo que encaja a todos los 1021 géneros provenientes de delirios.

  4. Y totalmente de acuerdo con tu nota tu revista y muy de acuerdo con padres de familia que estan luchando por sus hijos y educando en el sentido común. AL PAN Y AL VINO , …VINO .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *