SOCIEDAD

El Salón del Automóvil y La Hipocresía del Feminismo

Me fui a dar una vuelta el domingo al Salón del Automóvil de Ginebra. Ya había leído en la prensa que, debido a la presión ejercida por el movimiento feminista MeToo, muchas marcas de autos habían cancelado sus contratos con agencias de modelaje, pero no creí ver con mis propios ojos el poder que tienen los colectivos feministas y esto, querido lector, es un PELIGRO.

Cuando uno ve una señal de Peligro, es más fácil tomar otro camino, pero cuando esa señal está oculta y fuera de nuestra vista nos podemos ir directo al precipicio. Y es esto lo que ocurre con el movimiento feminista actual, su fachada parece tener un fin noble, pero esconde detrás un peligro, tanto para hombres, como para mujeres. La campaña feminista MeToo, que denuncia el acoso sexual hacia las mujeres, comenzó con los testimonios de víctimas de acoso en Hollywood y se ha extendido por todas partes. Está muy bien prevenir y denunciar el acoso, hacer justicia, pero cuando una causa así se deja en manos de la gente incorrecta pierde el sentido y da como resultado una cacería de brujas contra los hombres que remplaza a las verdaderas víctimas por celebrities en busca de atención, en eso se ha convertido MeToo. El tema merece un artículo aparte que en otro momento publicaré.

Un Cambio Drástico

Dicen los periodistas que para la presentación del salón del auto a la prensa algunas marcas contrataron modelos, pero otra cosa se vio en la apertura al público.

De los tacones a los tenis, de las faldas a los pantalones, de los vestidos entallados y minifalda a vaporosos trajes hasta la rodillas.  La creatividad de los industriales del automotriz no faltó a la hora de ocultar cualquier atributo que resaltara la belleza de la mujer. Y es que eso precisamente odian las feministas: La belleza femenina, para darme cuenta de esto me basta con ver una marcha feminista como se muestra en la siguiente fotografía:

Con el fin de observar un poco la recatada vestimenta de las edecanes este año en el Salón del Auto, decidí hacer algunas fotos:

Ahora quiero que observen estas fotos del Salón del Automóvil en 2017

Compare usted mismo, querido lector, y observe la diferencia. Este año no había ni una sola modelo.

Qué obedientes fueron los industriales del automotriz, pero ¿Se trata de respeto a la mujer o miedo al dedo señalador feminista?, yo creo que es miedo, están aterrados porque el poder y el dinero que la ONU y los gobiernos dan a los colectivos feministas no son algo con lo que se pueda jugar.

Yo creo que en cuestión de vestimenta de las edecanes del Salón del Auto hay dos conclusiones: De un lado, lo que se quería lograr en algunos stands es que la mujer se parecieran lo más posible al hombre, el sueño de la feminista actual, observen el uniforme tan masculino con corbata y tenis de esta edecán.

Por otro lado, tanto miedo del gremio automotriz hacia las feministas dejó a las edecanes luciendo más como musulmanas (ver foto debajo) que como una “moderna y libre mujer occidental”. Parece ser que mientras en oriente las musulmanas se quieren escapar de la esclavitud del Islam y sus velos, hijabs y burqas, aquí las doñas feministas quieren que nos vistamos como musulmanas, pero ¿no abogaban pues por “la libertad de nosotras las mujeres”?


La Hipocresía del Feminismo

Una enfermera española, que en sus ratos libres trabajaba como modelo en los campeonatos de la Formula 1 para así pagar sus facturas el fin de mes, denunció en un programa de televisión que el movimiento feminista la había dejado sin trabajo al exigir que la Formula 1 prescindiera de las modelos en sus eventos. Lo mismo ocurrió con otras modelos que encontraban en los eventos deportivos una forma HONRADA de ganarse la vida.

Si una persona que nació con talento para el canto puede trabajar como artista para ganarse la vida, ¿por qué una mujer que nació bonita no puede ganarse la vida modelando? ¿Cómo es posible que mujeres que se proclaman nuestras defensoras le impidan el derecho al trabajo a otras mujeres? 

Las feministas dicen que terminar con las modelos edecanes en los eventos es por “el bien de las mujeres”, para evitar que nos “cosifiquen” y nos vean como meros objetos sexuales. ¿Desde cuando trabajar como Imagen de Una Marca o Animadora de un evento convierte a las mujeres en objetos sexuales?. Yo creo que la cosificación de la mujer no se da por desempeñar un oficio, sino más bien es algo que está basado en sus claras intenciones de seducir, una mujer sabe perfectamente cuándo y cómo desea seducir y poco importa si tiene puesto un bikini o un traje que la cubre de pies a cabeza. Un hombre no convierte a una mujer en un objeto sexual por contratarla como modelo o edecan, es la mujer quien decide si desea seducir o no. En otras circunstancias ser un objeto sexual también está ligado a la VULGARIDAD.

Vulgaridad es lo que promueven las feministas con tal de alimentar sus dogmas y es así como invitan a las mujeres a desafiar al “macho” saliendo desnudas o semidesnudas a la calle para comprobar que si algun hombre las mira, es porque “son acosadores sexuales y violadores”, pero por favor! si yo veo a alguien en cueros en plena calle o semi desnudo también me voy a sentir impactada, ciertas partes del cuerpo son privadas y a nadie le interesa conocerlas más que al dueño.

A mi personalmente me molesta la vulgaridad, considero que vestirse de forma vulgar es faltarse al respeto a una misma, pero yo visito el Salón del Automóvil desde hace mas de una década y nunca he visto una sola modelo vestida de forma vulgar, siempre lucen bonitas, con clase y elegancia. No puedo decir lo mismo de las mujeres que van a las marchas feministas con el torso desnudo y tampoco puedo decir lo mismo de Madonna, la cantante e icono feminista porque no hay parte de su cuerpo que el público no haya visto, si eso no es exponerse con fines sexuales entonces ¿qué es?

Yo les pregunto a las feministas que prohibieron las modelos en los eventos deportivos y en el Salón del Auto: ¿Dónde queda el derecho al trabajo de las modelos? y ¿Dónde quedó el lema de: Mi cuerpo, mi decisión? y ¿A dónde fue a parar la libertad de las mujeres de vestirnos como queramos? Estos interrogantes sólo tienen una respuesta: HIPOCRESÍA y CINISMO FEMINISTA.

Un último aspecto que pude descubrir durante mi visita al Salón del Auto fue que la desigualdad laboral, la opresión de las mujeres en el campo profesional es otro de los cuentos chinos inventado y manipulado por el lobby feminista.

Hablé con una representante de una reconocida marca de automóviles de lujo (no doy el nombre para no comprometerla pero comienza con B). Le pregunto por qué en los stands hay más mujeres que hombres atendiendo a los clientes y ella me responde que “se debe a que las mujeres, normalmente, ocupan los cargos más altos de la empresa”, luego me dice que “el medio automotriz es un medio dominado por hombres”, a lo que yo le cuestiono: ¿O sea que para usted fue difícil conseguir trabajo en este medio? y ella me dice que “no, en lo absoluto, fue muy fácil obtener el empleo”. ¿Se fijan en la contradicción? Dicen que es un medio “dominado por hombres” pero en ningún momento le han cerrado la puerta a la mujer, al contrario, ellas son las jefes… (aquí solté una carcajada interna, no quería ofender a mi amable interlocutora)

Todo esto me basta para concluir lo que pensamos las disidentes del feminismo y sus críticos: La desigualdad de cuotas de género en el campo laboral no se da por la opresión del heteropatriarcado o porque las mujeres sean víctimas discriminadas, simplemente es una cuestión de libertad, las mujeres escogen sus profesiones, no es desigualdad, es cuestión de GUSTOS y ELECCIONES

Mi visita concluye con decepción, es increíble el poder del lobby feminista y una de sus armas letales: La Corrección Política, la cual infunde en la gente demasiado temor. La corrección política es el monstruo de la censura, la gente está atemorizada, les aterra ser señalados de discriminación, de machistas, de opresores, etc. Así las decisiones de las feministas vayan en detrimento de la mujer y nos afecten nuestra libertad y derecho al trabajo,  ay de aquel que no les haga caso !.

Es el colmo que las feministas de esta época, que son mujeres que no han puesto en orden sus vidas, que no sabemos los problemas que tengan en sus cabezas, que con sus actos e ideología denotan amargura y frustración digan representarnos a todas y pretendan imponernos una manera de pensar y de vivir.

Yo soy feminista disidente porque el feminismo actual no me representa, son mujeres que no se entienden ni ellas mismas, dicen estar en nuestro favor pero nos atacan, dicen querernos vivas, pero abortan a las niñas, las feministas  son seres confundidos que quieren confundir al resto de la humanidad, y para la muestra un botón: En el Día Internacional de la Mujer, la reconocida cadena televisiva CNN, decidió no entrevistar a una mujer, sino a un hombre, y Caitlyn Jenner, quien solía ser hombre y llamarse Bruce, pero que ahora se percibe como mujer, le dio a los televidentes su opinión sobre “lo difícil que es ser mujer en la sociedad”. ¿Y qué pensar de esto?, mejor apague y vámonos!

Tagged , ,

About Karolita

Comunicadora social. Dedicada al periodismo independiente. Mi compromiso es guiar a la gente a Ver la Vida de Otra Manera porque no siempre lo que el mundo presenta como “verdad”, realmente lo es. Quiero dejar un legado a las futuras generaciones que sea diferente a lo que los medios masivos nos muestran. Pensar diferente, nutrir el alma, conectar el espíritu es posible al leer mi blog: www.karolita.net
View all posts by Karolita →

4 thoughts on “El Salón del Automóvil y La Hipocresía del Feminismo

  1. Leo tus argumentos y hasta entiendo tu perspectiva; también respeto a la profesión de los modelos. Sin embargo, creo que hay unos y cuántos prejuicios sobre la ‘feminista actual’.

    Creo que la feminista actual no se puede someter a una sola categoría. Solo hablas de los extremos. Yo me considero feminista actual, pero no es mi sueño verstirme como hombre, tengo mi vida en orden y no estoy confundida, tengo un novio maravilloso -no odio a los hombres-, no salgo a la calle desnuda, no odio a la belleza femenina, es más, la celebro… Y la verdad es que conmigo hay muchas.

    Lo que a mi si me importa es reflexionar por que en estos eventos a las modelos en la mayoría de casos les ponen minifalda… No es necesariamente por que las modelos escojan esa pinta ellas mismas… Me interesa saber quién toma esa decisión y con que motivo. No lo digo por que estoy en contra de las minifaldas -tengo varias yo misma- pero por que si es algo muy común en estos círculos.

    También podríamos pensar en el por qué no resaltan a las mujeres que realmente están atendiendo a los clientes; en cambio les ponen vestidos sueltos, de negro y nada fashion…. o por que nunca vemos a un modelo masculino en estos eventos…

    En fin, para mi lo más importante como feminista actual es que más que la estética, a las mujeres nos valoren como seres inteligentes, capaces, talentosas y con mucha ambición y que no expliquen nuestros logros como si fuera por nuestras caras bonitas. Y pues ojalá ahora hayas conocido a una feminista actual que es muy diferente a lo que tu te refieres — Laura

    1. Gracias por tu comentario. Varias cosas a aclarar. Lo que tú dices representar en cuanto al feminismo no pertenece a las acciones de estos colectivos subvencionados con fondos públicos, eso que tú llamas “extremo” es lo que vemos y es lo que se financia, son ellas las que quieren la re ingeniería social y las del odio al hombre, pues de ellas viene la ley de género que convierte a varones, sean niños o adultos, en victimas de segunda categoría. Tú usas las minifaldas para qué?..porque con ese mismo fin se confeccionan los uniformes de las modelos, con el fin estético, y si observas las fotos del año pasado, no son trajes vulgares, son elegantes y bonitos. Justamente las edecanes, las de atención al cliente solían estar mejor presentadas, la presentación personal era algo importante,habian minifaldas pero no tan cortas y como expongo en el articulo, tanto temor a la corrección política las dejó con un look masculino o con vestidos nada llamativos. Y el sueño de la feministas es ser como el hombre, lo digo por la ideología de género que quiere borrar la diferencia entre sexos en nombre de una igualdad que a veces no es posible, somos diferentes, cada uno con igualdad de derechos humanos, pero con hermosas diferencias que nos complementan. No sé si leiste hacia el final del articulo, donde hablo con una representante de una marca de lujo, ahí se comprueba que el tal heteropatriarcado es un mito. El modelaje es un campo con más mujeres que hombres porque esa es una diferencia maravillosa de nuestros sexo: nos lucen más los vestidos que a los hombres, y la alta costura no va a modelar sus trajes de noches en hombres, así que eso que tú demandas, de modelos masculinos, es una queja sin sentido, es lo mismo que yo quejarme de que no hay suficientes mujeres que trabajen en las empresas que recogen basura o en ciertos oficios de alto riesgo, no porque no puedan, es una cuestión de libre elección y no de desigualdad como quieren hacer ver las feministas. Creo que el feminismo actual perdió el rumbo a mediados del siglo pasado cuando se llenó de ideologas de izquierda. Saludos.

  2. Es increible ver como las mujeres son las mayores depredadoras de ellas mismas,ahora tambien con todo lo de la ideologia de genero hay lugares donde ya estan empezando a jugar “mujeres” transgenero en equipos femeninos con la ventaja fisica que muchas veces esto puede suponer, no son mas que “hombres” apoyados por mujeres para quitarle a las mujeres sus propios espacios, y los celebran como si fueran un gran logro para las mujeres de verdad, algo asi como lo de Bruce Jenner, le quito el espacio a una mujer real en esa entrevista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *